Diseñamos para satisfacer sus necesidades de negocios primero. La tecnología en segundo lugar.

La tecnología no debería ser vista como una bala de plata. Las tecnologías más redundantes y de recuperación automática fallarán en una red mal diseñada. En 3D-P, comenzamos  evaluando los requisitos de nuestros clientes y creando un perfil basado en el rendimiento de la red y las necesidades de integración de la aplicación antes de analizar la tecnología óptima. Esto garantiza que seleccionemos la tecnología que mejor apoyará las necesidades de nuestros clientes hoy y en el futuro.

También diseñamos e implementamos la red para que continúe funcionando incluso si falla un dispositivo. Nuevamente, dependiendo de sus requisitos específicos, este nivel de rendimiento puede llegar a través de la redundancia, o a través de la elección de una tecnología de auto reparación apropiada.