Su estudio será profundo y en persona.

Un arquitecto experimentado en soluciones 3D-P comienza el proceso de descubrimiento para comprender qué aplicaciones actuales y futuras están conectadas inalámbricamente a la red, cuántos clientes móviles acceden a la red y en qué áreas operativas, así como las áreas de cobertura y los requisitos de acceso adicionales necesarios.

A continuación, revisamos la topografía de la mina. Esto ayuda a identificar los equipos de red existentes y los requisitos de actualización, los posibles obstáculos para la transmisión RF, la energía y fibra disponible, así como las ubicaciones adecuadas para la nueva infraestructura y los puntos de acceso de clientes.

Se lleva a cabo una inspección de la flota móvil para determinar los requisitos de instalación e identificar cualquier desafío desconocido.

Finalmente, se realiza un estudio de radiofrecuencia para identificar cualquier fuente potencial de interferencia y para ayudar en el desarrollo de un esquema de canalización apropiado para su sitio específico.