Analíticas de operación hechas inteligentes.

Con miles de sensores disponibles, ahora tiene la capacidad de monitorear cada aspecto de sus operaciones desde el estado del equipo, la calidad del aire, el monitoreo de personas y la video vigilancia. Cuando las redes inalámbricas privadas no pueden transportar de manera confiable todos estos datos, algunos de los análisis de datos deben llevarse al extremo. Esto es lo que llamamos Smart IoT.

Con un dispositivo Smart IoT, como nuestro Intelligent Endpoint e200, los análisis pueden realizarse en el extremo (en el equipo) antes de enviarse a través de la red inalámbrica. Los dispositivos Smart IoT recopilan los datos de los dispositivos IoT conectados localmente y tienen la capacidad de ejecutar aplicaciones localmente. Los sistemas Smart IoT reducen los requisitos masivos de red de IoT totalmente conectados al reducir tanto el tiempo como el gasto necesario para transmitir todos los datos, todo el tiempo, de vuelta al núcleo. Mejora la productividad y la seguridad al tiempo que reduce los costos.