Más datos ponen más presión a su red

En un entorno IoT conectado, se recopilan enormes cantidades de datos de dispositivos a través de la red y se llevan a una ubicación central o en la nube para análisis y decisiones empresariales. La recopilación de datos y la comunicación constantes requeridas en entornos industriales al aire libre pueden afectar rápidamente el rendimiento de su red y su capacidad de escalar a medida que se agregan aplicaciones adicionales.