Resolviendo el problema de enlace ascendente LTE.

LTE está diseñado para el consumo de datos en los terminales. Pero en la minería, es en los terminales (la flota minera) donde se crean los datos y deben cargarse en la red. LTE tiene desafíos físicos que limitan esta capacidad. Una de estas limitaciones está en la cantidad de antenas de transmisión disponibles para el cliente LTE.

Si bien hay varias antenas disponibles para recibir datos de la red, solo está disponible una única antena de transmisión. En un camión, donde el mejor equilibrio de visibilidad y confiabilidad se logra cuando se colocan antenas a ambos lados del camión, una sola antena de transmisión conduce a un problema significativo cuando ésta se bloquea, al menos la mitad del tiempo.

El Osprey está diseñado con un interruptor RF integrado que permite que el módem transmita en cualquier antena que tenga la mejor calidad de señal. La antena de transmisión se selecciona en tiempo real, lo que garantiza que el módem siempre use la mejor antena. Esta solución única permite que Osprey se asegure de que el dispositivo no solo reciba comunicación de la red, sino que además los datos críticos creados por las aplicaciones integradas se reciban en el servidor.